Quilombo el espacio obligado para las familias en el Festival Petronio Álvarez.

Cuando llega el Petronio, los sonidos convocan a bailar y disfrutar de los ritmos del Pacífico en un evento que hace expresa referencia a la tradición musical, no obstante, durante los 22 años que cumple el Festival Petronio Álvarez de realización, la administración municipal ha buscado acercarse en cada edición a salvaguardar la memoria cultural del Pacífico colombiano a través de diferentes proyectos pedagógicos.

 

Esto no se había logrado hasta el año 2015 que la entonces Secretaria de Cultura y Turismo le apostó por primera vez a hacer un lugar de encuentro para las familias en el marco del Festival.

En enero de 2015 falleció el precursor del Festival Petronio Álvarez, el antropólogo Germán Patiño Ossa y se consideró meritorio rendir un tributo a su nombre en la edición número 19 del Festival. Allí nace la idea de generar un espacio para la familia que además acerque a otro tipo de tradiciones y conocimientos de la cultura del Pacífico.

¿Por qué Quilombo?

En la antigüedad, negros, indios, mestizos y blancos desertores que luchaban por mejores condiciones políticas, económicas y culturales, se refugiaban en un albergue para debatir y desarrollar transformaciones como una forma de rechazo al sistema esclavista impuesto en América. A este albergue se le llamaba Quilombo, expresión proveniente del lenguaje kimbundu de Ángola. En los Quilombos se transmitía conocimiento, música y tradiciones de generación en generación.

 

En este espacio institucionalizado desde hace tres años se hace presente, a través de lo didáctico, diferentes manifestaciones artísticas y culturales como la danza, la música, las artes plásticas, audiovisuales y actividades lúdicas para grandes y pequeños.

En el 2018, el espacio se suma al homenaje que plantea la vigésima segunda edición del Festival: La oralidad como manifestación fundamental para el desarrollo y preservación cultural del Pacífico Colombiano.

Desde las 2 de la tarde, caleños y visitantes podrán disfrutar de una experiencia única de aprendizaje. En el marco del Quilombo se encuentran varias exposiciones de pintura alrededor de la afrocolombianidad, entre las que se encuentra “Reinas” de Belinda Person, también la serie de acuarelas de Carlos Andrés Gutiérrez.

 

El Quilombo cuenta también con más de 10 estaciones pedagógicas a cargo de diferentes entidades comprometidas con la salvaguarda de la memoria del Pacífico. Una estación de mitos y leyendas a cargo de la Universidad Santiago de Cali, acerca a los niños a la literatura, también hay un espacio para las muñecas de trapo, para las acuarelas, para la tradición del tejido de cabello, para la producción del viche, entre otras.

Esto sumado con una tarima para exhibiciones artísticas y proyección de productos audiovisuales destacados como Guillermina y Candelario hacen parte de la maravillosa programación de este espacio en el Festival Petronio Álvarez.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s